29
Ene
10

LOS TOROS (3)

RECORRIDO ENCIERRO

EL ENCIERRO 08:00

A las ocho de la mañana del día siete de Julio se tira el primer cohete que anuncia el comienzo del primer encierro. Antes, desde las cinco de la mañana, los carpinteros han instalado aquellas partes del vallado que todos los días, tras el encierro, se desmontan para permitir que la fiesta continúe sin problemas. Las calles por las que discurre el Encierro se desalojan poco a poco, se barren y se lavan con esmero, hasta quedar en un estado en el que parece que no hubiera fiesta. El Encierro, para los pamploneses, es un acto casi místico. Por eso nadie cuestiona el desalojo y limpieza de esas calles.

Desde las siete de la mañana nadie puede caminar por el recorrido del Encierro. Esos 900 metros que van del corralillo de Santo Domingo a la Plaza de Toros está totalmente despejado desde las siete de la mañana. Ni siquiera se puede acceder a las viviendas y a los balcones de los portales que dan al recorrido del Encierro. Hay que madrugar para llegar a esos sitios.

Para correr el encierro hay que tener más de 18 años , encontrarse en buen estado etílico, disponer de buen calzado y no tener nada en la mano salvo el periódico. Al recorrido del encierro se entra únicamente desde el acceso que hay junto a la Plaza del Ayuntamiento. La policía municipal  controla todos los accesos al recorrido, impidiendo que los borrachos y los más inconscientes entre en el recorrido.

En la calle, en la Plaza del Ayuntamiento se coloca una barrera de policías para impedir que los corredores ocupen la calle Estafeta. Pero el miedo se hace presente entre los corredores y la presión es tan grande que unos minutos antes de que comience el encierro se rompe la primera de las barreras de policías. En el medio de la calle de la Estafeta hay otra barrera de policías. Esa barrera se suele romper uno o dos minutos antes de que comience en Encierro. El miedo tiene mucha fuerza.

A las ocho suela el primer cohete, anunciador de que el Encierro ha comenzado. El segundo cohete anuncia que todos los toros ya están en la calle. En apenas dos minutos y medio, si todo va bien, los toros habrán llegado a la Plaza de Toros. Solamente dura dos o tres minutos,  y cuatro o cinco cuando algún toro se queda rezagado y siembra el pánico.

Pero la emoción es muy grande, aunque desde el balcón los toros se vean apenas unos segundos. El Encierro recorre la cuesta de Santo Domingo, la plaza del Ayuntamiento, la curva de Mercaderes, la conocida calle de la Estafeta y el Callejón, antes de entrar en la plaza de Toros.

A continuación, esos dos o tres minutos dan mucho de sí, con conexiones con los servicios médicos, con los hospitales, con la repetición de los momentos de mayor emoción, con la opinión de expertos y corredores “divinos”, en fin, la repera. Quien ve el encierro por primera vez apenas se entera de que pasan los toros. Es un arte saber ver el encierro en directo. Por la televisión es otra cosa.

Nada más terminar el encierro se quita parte del vallado para que la fiesta discurra normalmente.

Anuncios

0 Responses to “LOS TOROS (3)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: