Archivo para 3 febrero 2010



03
Feb
10

LAS PEÑAS son el alma de la fiesta

La población total de Pamplona y su región limítrofe se multiplica por tres durante las fiestas

Durante diez días, Pamplona se convierte en la capital mundial del desmadre y las peñas tienen mucho que ver en esto…

Las peñas son unas asociaciones cuyo fin principal, aunque no es el único, es dar a sus socios cierta infraestructura para Sanfermin y para el resto del año.  Una vez comenzada, la cosa se extiende a otras actividades gastronómico-culturales-deportivas que se desarrollan el resto del año, pero sin olvidar su nacimiento y su vocación de asociaciones sanfermineras.

¿Qué hacen en Sanfermin?

Su protagonismo es absoluto en la corrida en sol, en la corrida de toros.  Cada una tiene una pancarta y se distinguen entre si por su blusón, las peñas reinan sobre la plaza.

También llevan el peso de la música callejera. Aunque hay cada vez más charangas pagadas por el Ayuntamiento y a veces aunque toquen mejor, no hay color; sin la contundente música de las peñas, que hasta altas horas de la noche arrastra calles enteras, la fiesta no sería lo mismo.

Cuando acaba la corrida, las peñas saltan al ruedo, se juntan cada una alrededor de su pancarta y sus bandas de música, y salen de la plaza tocando y bailando, llenos de manchas y vapores. La cosa merece la pena.

Para participar, conviene haber estado en sol durante la corrida, aunque no es imprescindible: hacia las ocho de la tarde abren las puertas del callejón (la entrada del encierro) y se puede entrar en el ruedo libremente para salir con las peñas. Lo que pasa es que en frío es un poco difícil: el estruendo, los apretujones, los pisotones, la sudorina, con todo el mundo cubierto de costras de lo más variado y pegajoso, son difíciles de soportar si no estás debidamente “preparado”.

Las peñas salen de la plaza y van juntas hasta la plaza del Castillo, atravesando la multitud que les espera afuera (tarea facilitada por lo que manchan). De ahí va luego cada una a su sede, haciendo un recorrido más o menos largo y con numerosas paradas para abrevar.

Como espectáculo, la cosa también merece la pena. Si estás sobrio y limpio, la visión de estas bandas de borrachuzos completamente idos, a su pedo, en otro mundo, bailando como locos en medio de un estruendo infernal es algo asombroso, un derroche de energía increíble.

La mayoría de las peñas tienen sus locales en la calle Jarauta. Este es otro de sus “servicios” sanfermineros: unos estupendos bares donde juntarse para la corrida, copear, comer (en algunas de ellas) y dedicarse toda la noche a beber, bailar sin parar y divertirse. Están abiertos casi veinticuatro horas. Por lo demás, no creas que todo pamplonés es miembro de una peña. Entre todas las peñas no llegan a los 5.000 socios (tampoco es mal número), pero en sus trabajosas negociaciones con el Ayuntamiento para conseguir una escurrida subvención juegan con la conciencia general de que son un elemento imprescindible de la fiesta.

02
Feb
10

LA COMPARSA

Bailar con los “gigantes”, burlar a los “cabezudos” y correr para que los “kilikis” y los “zaldikos”(caballos) no puedan alcanzarte y  golpearte con sus “vergas”, es imprescindible si quieres vivir unos Sanfermines como Dios manda, y más si tienes niños.  Hay que hacer un esfuerzo y levantarse prontito, para ver como cada uno de  los 25 personajes que componen la Comparsa , salen de la estación de autobuses.

La conocida como Comparsa de Gigantes y Cabezudos es una corte de reyes, a la que le sigue su escolta de cabezudos, kilikis y  y zaldikos. Son 25 figuras de cartón piedra que cada mañana recorren el centro de la ciudad.

Los gigantes son las figuras más antiguas. Datan de 1850 y sobre el bailador alcanzan los 4,20 metros de altura con un peso que oscila entre los 59 y los 64 kilos. se componene de cuatro parejas formadas por un rey y una reina que representan a América, África, Europa y Asia, y bailan al son de la gaita y el tamboril.

Los kilikis, son los más simpáticos y los niños pamploneses tienen verdadero miedo (paura) Representan al cortejo de ediles y su misión es asustar y divertir al pueblo. Son seis figuras,armadas con unas vergas de espuma, que golpean y persiguen cariñosamente a los más pequeños. Todos tienen nombre:Coletas, Patata, Barbas, Verrugas, Napoleón y Caravinagre.

Los zaldikos, que en euskera quiere decir “caballo”, son seis figuras de cartón piedra llevados por mozos vestidos con un traje rojo y dorado. También llevan vergas.

Los cabezudos preceden a los gigantes y son los personajes más serios de la comitiva. Llaman la atención por sus grandes cabezas y sus nombres son: Japonés, Japonesa, Concejal, Abuela y Alcalde. Las cinco figuras fueron compradas en 1890.

Estas 25 figuras son, junto al Santo, los personajes más queridos de las fiestas. Todas las mañanas recorre el centro de la ciudad  con un itinerario organizado. Ver bailar a los gigantes, portados por mozos, al ritmo de la música de gaiteros y txistularis es uno de los espectáculos más bonitos de los Sanfermines.

Expertos porteadores

Cada gigante es portado por un miembro de la Comparsa. La última figura, la Reina Americana, siempre va acompañada por txistularis y no por gaiteros como el resto. Cuesta mucho bailar a los gigantes por su dimensión y peso, y para ellos expertos en la materia componen coreografías específicas.

LA DESPEDIDA DE LOS GIGANTES, el día 14, a las 13h, es de las cosas más emocionantes que se pueden presenciar y es ya tradicional en Pamplona. Los niños son los protagonistas absolutos. A hombros de sus padres, tienen la ocasión de besar a sus personajes favoritos. Los expertos mozos que portan a cada uno de los gigantes, los inclinan de tal manera que los niños puedan acercarse a sus caras para despedirse de ellos, por lo menos hasta meses después, con ocasión de la celebracón de “San Fermín Chiquito” ( el penúltimo fin de semana de septiembre).

Después de esta fecha, la Comparsa sólo sale en la festividad de San Saturnino, copatrón de San Fermín en Pamplona,  el 29 de noviembre.

La Comparsa de Gigantes y Cabezudos interviene, a veces, en algunos acontecimientos culturales. En octubre de 1965 visitó la ciudad de Nueva York con motivo de la feria internacional que aquél año se presentaba bajo el lema “La paz para la comprensión”. Precisamente, en aquella ocasión no acudió la pareja de reyes que representan a América, por ser de raza negra. Los gigantes de Pamplona han estado también en la Expo 92 de Sevilla y en 1993 en Santiago de Compostela.

¡No puedes irte de San Fermín sin haber corrido delante de Cara Vinagre! San Fermin es una fiesta para todos, para los grandes, para los pequeños, para los niños para los mayores ¡y pare ti!

http://www.feria.tv/video.php?Language=es&detail=755

01
Feb
10

TAURINOS O NO ?¿

LA GASTRONOMÍA

Uno de los platos que se cenan en los sanfermines es el de estofado de toro. Los toros terminan en el plato. Hay quien piensa que se trata del toro de las corridas de San Fermín, pero eso no es posible, ya que la carne de toro hay que dejarla reposar diez o doce días antes de cocinarla. Quizá sea por el estrés de los toros.

LA POLÉMICA ESTÁ SERVIDA

La polémica está servida entre los defensores de las fiestas taurinas y entre quienes piensan que es una fiesta que tiene que desaparecer. Quienes defienden la fiesta dicen que el toreo es un arte, que los toros viven muy bien durante los cuatro años de su vida y que mueren defendiéndose. También dicen que sin la fiesta taurina los toros bravos desaparecerían, ya que es muy caro criar un toro si solamente sirviera para carne (cada toro puede valer 6.000 Euros. Es indicuitbel que el toro es un animal muy bonito. Quienes están en contra de los toros dicen que es una fiesta cruel, en la que se hace sufrir al toro. ¿Qué sería de la fiestas de San Fermín, una de las fiestas más conocidas del mundo, si desaparecen los encierros? Si desaparecen las corridas de toros no habrá toros y por tanto no podrá haber encierros. El tiempo decidirá.